Balance

Hola hola!

Ustedes siempre me preguntan ¿Cómo lo haces? Tienes un trabajo, dos niños, casa, negocio, talleres, y una vida! No te cansas? ¿Como haces que funcione? ¿Les digo la verdad? ¡Si! ¡Me canso! ¡Me estreso y pierdo hasta la paciencia queriendo hacer cada vez más y más cosas y las 24 horas del día no me dan! Quisiera poder clonarme y materializar cada una de las ideas que me surgen (todo el día )! ¿Pero saben que? Estoy haciendo lo mejor que puedo. Trato de que el tiempo que les dedico a mis hijos sea de calidad; trato de dar lo mejor de mí en cada taller que imparto. Trato de que la mercancía que confecciono salga lo más hermosa y bien terminada posible. Trato de sacar un poco de tiempo para mi (ya habrán visto mis boomerangs con los mojitos de coco  en mi InstaStories), porque al final del día estoy haciendo justamente todo lo que me he propuesto hacer y amo cada momento de esto! Cuando uno ama lo que hace y lo hace con pasión, la cosa no va tan forzada! He aprendido a organizarme mejor, a llevar una agenda, a anotar toooodo y a divertirme en el trayecto!

Entonces, vamos a aplatanar esto un poco más. Porque eso de “organizarme” suena bastante amplio, así que aquí les va mi “método”. Lo ideal es levantarnos siempre al menos una hora antes que el resto de las personas de la casa (esposo, hijos, etc.), porque así tienes la oportunidad de planificar tu día, despachar cualquier asunto pendiente (en mi caso es básicamente empacar los pedidos que serán enviados ese día), y lo más importante: te puedes tomar el café caliente y en paz!

Ya después que inicia el caos de mis chicos encendidos, pues lo que queda es llevarlos al colegio y llegar a mi trabajo, donde la dinámica siempre es la misma, hasta las 5 pm, de lunes a viernes. Ya lo que me queda del día debo planificarlo, y para esto he creado algunas reglas simples:

  1. Mi período de entrega de pedidos va de 5 a 10 días laborales, no acepto órdenes personalizadas que no se puedan entregar en ese margen de tiempo: por que? Porque descuadra mi agenda, e implica que yo amanezca terminando un pedido. Así, si me encargan algo esta dentro del tiempo que tengo estipulado dedicarle a Paperbug, que es nuestro segundo punto.
  2. Si tienes un empleo fijo (como yo), o si no lo tienes también, siempre recomiendo establecer un horario fijo que le dedicarás a tu emprendimiento. En mi caso, consiste en dos horas los martes y dos horas los jueves, donde trabajo los pedidos que tenga pendientes. Los domingos muchas veces también le dedico dos horas, pero depende de mis actividades de ese día, y es básicamente para crear contenido nuevo. Si no tienes un empleo fijo, pues puedes (y debes) dedicarle más tiempo a tu emprendimiento, pues TIENES EL TIEMPO DISPONIBLE!
  3. Como es sabido, mi emprendimiento se lleva a cabo en su mayor parte a través de las redes sociales, y estas pueden ser agotadoras! Pues como el acceso es a través de un celular, tienes un bombardeo constante de mensajes y llamadas todo el día, toda la noche y días feriados, sábados y domingos. Entonces, por esta razón establecí un horario estricto de respuestas para fines del negocio: Lunes a viernes, de 9am a 6 pm; los mensajes relacionados con Talleres y pedidos, no se contestan fuera de ese período de tiempo. Quizás suena un poco rígida esta regla, pero te da la libertad de poder desarrollar tus otras facetas (madre, empleada, esposa, etc.) con más libertad y mejor, y te deja espacio para descansar y esparcirte. Después de todo, es importante recordar que somos seres humanos, y necesitamos desconectarnos para poder trabajar más y mejor después.
  4. Como he mencionado en posts anteriores, planificar nuestras colecciones venideras es de mucha importancia también, pues te permite hacer las cosas con calma, y sin el estrés de dejar todo para último minuto. Permite que la mercancía tenga su tiempo para promocionarse a través de tus publicaciones en las redes sociales y que se vaya vendiendo. Por ejemplo, las colecciones de navidad deberían ya estar planificadas, y en proceso de materiales y confección.
  5. Hasta ahora sólo he hablado del negocio, pero debemos tener presente el resto de nuestra agenda, tanto de tus hijos, como tuya; las clases de mis hijos, terapias, citas médicas y demás son prioridad, así que el tiempo que le dedico al negocio gira en torno a esto. Mis horas de Paperbug trato que sean después de que las fieras se han dormido, porque así puedo enfocarme en ellos completamente en el tiempo que estoy con ellos (básicamente de 5:20 pm hasta las 8 pm que se duermen), tiempo que dedico a hacer tareas con ellos, prepararles cena, o cenar con ellos, leerles un cuento o ver una película con ellos, y finalmente llevarlos a dormir. No es mucho tiempo, pero gracias al horario que establecí para mi negocio, me permite que ese poquito que puedo permitirme sacar para ellos, sea de calidad y sólo para ellos, sin interrupciones.

Y como siempre digo, nada de esto es una regla de oro, es simplemente lo que me funciona a mi, y espero que les sirva para organizar mejor sus días y salir adelante en este maravilloso mundo del emprendimiento!

Y ustedes, ¿Cómo se planifican?

Les leo!

Besos,

C.-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s